Archivos de la categoría nAturalia

Sección informativa de la Revista aCércate

Observando la evolución

Colonia de Escherichia coli (http://www.public-domain-image.com/)

En este experimento de la Harvard Medical School y Technion-Israel Institute of Technology, en una caja petri de 0.6 por 1.2 metros aproximadamente (2×4 pies) cultivaron bacterias de Escherichia coli. En el agar, además del alimento, pusieron diferentes concentraciones de antibióticos. En los extremos la dosis fue de cero, luego de uno, 10, 100 y hasta 1000.

En un tiempo de dos semanas se observó que sobrevivieron diferentes grupos de bacterias, y luego éstas se volvieron a reproducir, avanzando por donde hay alimento disponible. Al final se registró que estos grupos de bacterias tenían diferencias genéticas entre sí.

En términos biológicos, podemos decir que iniciaron un proceso de especiación. En otras palabras, el experimento, de manera muy simple, nos permite observar cómo ocurren ciertos procesos evolutivos.

Bacteria de Escherichia coli (Fuente: http://www.public-domain-image.com/)

En términos de salud, nos ayuda a comprender cómo la mayoría de ciertos agentes patógenos desarrollarán resistencia a medicamentos, siendo por lo tanto imposible erradicarlos. Por eso es importante cambiar el discurso para acercarnos desde otro enfoque a los problemas epidemiológicos y generar seguramente mejores estrategias.

Referencia:

Pesheva, E. (8 de septiembre de 2016). A cinematic approach to drug resistance. harvard Gazette, Recuperado de: http://news.harvard.edu/gazette/story/2016/09/a-cinematic-approach-to-drug-resistance/?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=hu-twitter-general

Otras lecturas:

Eduardo Rodríguez-Noriega, E., León-Garnica, G., Petersen-Morfín, S., Pérez-Gómez, H. R., González-Díaz, E., Morfín-Otero, R. (2014). La evolución de la resistencia bacteriana en México, 1973-2013Biomédica 34, 181-190.

Souza, V., Castillo, A., Rocha, M., Sandner, L., Silva, C., Eguiarte, L. E. (2001). Ecología evolutiva de Escherichia coliInterciencia 26(10), 513-517

hongos y algas

(c) Richard Droker, algunos derechos reservados (CC BY-NC-ND) http://naturalista.conabio.gob.mx/taxa/67747

(c) Richard Droker, algunos derechos reservados (CC BY-NC-ND)
http://naturalista.conabio.gob.mx/taxa/67747

Anton de Bary definió en 1879 a la vida en común de los organismos con diferentes nombres como simbiosis. Por separado, tanto él como Albert Bernhard Frank, estudiaron la estructura de los líquenes.

Estos organismos, compuestos por la interacción entre un hongo y un alga, son hace más de 140 años el ejemplo más común de colaboración mutualista entre especies disimiles.

Recientemente, un reporte publicado en Science (21 Jul 2016), sugiere que la inesperada abundancia en el talo de algunos líquenes de otro hongo, las levaduras Cyphobasidium, no se explicaría como parásito sino como el tercer simbionte de los líquenes.

Si lo anterior es verdad, entonces cambiará muchos aspectos de nuestra comprensión sobre los líquenes y reforzará la idea, propuesta por Lynn Margulis, sobre el papel central que tiene en el proceso evolutivo la asociación entre organismos con genomas disimiles.

 

 

¿Quieres leer más sobre Anton de Bary? Aquí dejo un artículo de Romero Marinho de Moura (2002) en Fitopatología Brasileira.

 

Monstruo acuático de Xochimilco

AjoloteEl ajolote (Ambystoma mexicanum) es una especie que vivía en las zonas lacustres del Valle de México. Hoy solo lo encontramos en los canales de Xochimilco. A diferencia de otros anfibios, el ajolote adulto conserva su forma de renacuajo toda su vida. Este proceso en biología se llama neotenia. Una explicación evolutiva seria que favorece la aparición de nuevas adaptaciones.

Si quieres ayudar en su conservación has clic en el sitio donde solicitan declararlo como especie en peligro crítico.

Insecto palo de la Isla de Lord Howe

Insecto paloEn 1918 cuando el barco Makambo encalló en la isla australiana de Lord Howe, las ratas se alimentaron de los huevos del insecto (Dryococelus australis). Así que por muchos años se consideró una especie extinta. En 2001 se tuvo la fortuna de encontrar una población de treinta individuos en el islote volcánico de la Pirámide de Ball, ubicado también a 600 kilómetros de Australia.

En la foto podemos observar cómo sale de su huevo.

Saltamontes rosa

SaltamontesRosa

Descubierto en 1887 en América del Norte, estos saltamontes rosas (Amblycorypha oblongifolia) aparecen uno entre quinientos individuos. Su color es producto de una mutación que provoca una pigmentación rojiza llamada eritrismo. Ejemplo clásico de selección natural, en donde la forma verde tiene ventaja sobre las formas rosa y café, esta última un poco más frecuente. ¿La razón? Es muy difícil para los saltamontes rosa esconderse de los depredadores entre las hojas de las plantas.

Fotografía: Carol Freeman
http://www.chicagowilderness.org/CW_Archives/issues/summer2008/